Incubación de las Ovas

Una vez que haya realizado los pasos para la recepción y conteo de las ovas, es el momento de pasarlas a sus incubadoras. Como en todos los pasos en el proceso del criadero, esto debe ser realizado con gran cuidado sólo por personal capacitado. Existen muchos sistemas de incubación y es importante encontrar uno que se adecúe a sus necesidades y presupuesto. Los tres sistemas más comunes de incubación son:
  • Bateas de incubación horizontales ("California trays")
  • Incubadoras de jarro con flujo ascendente ("MacDonald Jars")
  • Incubadoras verticales de bandejas ("Heath Trays")

Como es el caso de la mayoría de los procesos en acuicultura, el uso de métodos simples es frecuentemente lo mejor, y estos tres métodos cumplen esa condición. Lo clave para cualquier criadero y la premisa en el diseño de estos tres métodos, es entregar un apropiado flujo de agua y, por ende, de oxígeno a las ovas en todo momento. La falta de oxígeno conduce a deformidades y/o mortalidades en la población. Otro importante proceso en esta etapa es mantener limpias las unidades, lo que incluye retirar periódicamente las cáscaras y ovas muertas. La presencia de ovas muertas permitirá el desarrollo de hongos en las incubadoras, lo que a su vez producirá mortalidades excesivas de ovas.

Troutlodge no recomienda un método de incubación sobre otro. En vez recomienda que usted use uno que se acomode a su agua y personal. Equipos para los tres métodos pueden hallarse en la mayoría de los catálogos de productos para acuicultura, incluyendo los de Aquatic Eco-Systems e Eagar.

Proceda a Alevinaje Inicial >>

Top Pic
Español Español